• ENVÍO GRATIS EN TODOS LOS PEDIDOS
Sexo durante la regla, ventajas e ¿inconvenientes?

Sexo durante la regla, ventajas e ¿inconvenientes?

 

Tener relaciones durante la menstruación es un tema que no a todas las mujeres les gusta explorar: el sexo durante la menstruación. Mientras te sientas segura y tengas la intimidad necesaria con tu pareja, no existe ningun problema fisiológico que nos impida mantener relaciones sexuales.

Evidentemente, debes tener en cuenta ciertos puntos, pero en realidad hay más ventajas que desventajas.

Es importante que comprendas que aumenta el riesgo de contraer o transmitir enfermedades de transmisión sexual (especialmente de transmisión sanguínea, como el VIH). No solo porque tu sangre entrará en contacto con tu pareja, sino también porque esta sangre proviene de vasos sanguíneos "rotos", que son una puerta abierta para virus y bacterias.

Además, durante la menstruación, es importante mantener una buena higiene antes y después de las relaciones sexuales. Normalmente, la vagina tiene un pH ácido, para evitar infecciones, sin embargo, durante la menstruación, el flujo sanguíneo aumenta este pH, creando un ambiente propicio para el crecimiento de hongos y bacterias.

Aun así, con cuidados básicos, las relaciones sexuales durante la menstruación son seguras.

Tener intimidad con nuestra pareja sexual es esencial para mantener relaciones durante la menstruación.

Muchas mujeres evitan las relaciones sexuales durante la menstruación porque se sienten incómodas. Si este es tu caso, siéntete segura de ti misma y di no. Cada caso es diferente y debe ser respetado por ti y tu cuerpo. Si te sientes segura, puedes usar una de nuestras braguitas menstruales con encaje o nustro tanga menstrual.

¿Es saludable tener relaciones menstruada?

Pues sí, debes saber que el sexo reduce los síntomas asociados con la menstruación, como los dolores de cabeza y los calambres abdominales.

Esto ocurre por dos razones esenciales: el sexo produce un efecto analgésico. Durante el orgasmo se produce un efecto de bienestar. Por un lado, el cuerpo de una mujer está programado para producir un efecto analgésico durante las relaciones sexuales, de modo que la penetración no sea dolorosa. Evidentemente, este efecto se extiende al resto del cuerpo, reduciendo también los dolores corporales y los calambres que puedas experimentar. Por otro lado, después de alcanzar el orgasmo, hay hormonas que se liberan y que permiten una sensación de bienestar prolongada, reduciendo, por ejemplo, la irritabilidad.

Exactamente, por sentirnos más sensibles durante la menstruación, podemos ser capaces de sentir más placer, alcanzando el orgasmo con mayor facilidad. El orgasmo no solo libera las hormonas ya mencionadas, sino que también estimula la contracción de ciertos músculos pélvicos, como el útero. Las contracciones uterinas facilitan la descamación mecánica del endometrio (capa que recubre el útero). Este peeling rápido, permite una mayor liberación de flujo menstrual momentáneo, lo que puede disminuir la fase menstrual.

Si tiene alguna pregunta o inquietud, siempre debe comunicarse con un profesional de salud. Esperamos que te haya gustado nuestro artículo.